Actualizado a WordPress 2.0.1

Logo de WordPress Finalmente me he tomado un tiempo para dedicarle a este weblog y he actualizado a la última versión de WordPress, la 2.0.1, lanzada el 31 de enero pasado.

El proceso ha sido bastante sencillo, aunque como nunca está de más ser cauteloso, traté de guiarme muy al pie de las guías de actualización que se pueden encontrar en el Codex de WordPress —lejos la más completa de todas, ya que incluye hasta los comandos para Secure Shell que facilitan bastante el proceso, pero que desafortunadamete sólo está en inglés— y los pasos que ha seguido Eduardo Arcos de ALT1040, estos sí en español.

Como siempre, los archivos para la traducción al español los he conseguido desde WordPress-es, quienes además ha puesto a disposición una versión de WordPress ya traducida sin necesidad de cambiar nada.

Por último, les aconsejo darse una vuelta por las páginas desde donde han descargado los plugins para su instalación, para así asegurarse de no tener problemas en esta necesaria actualización.

Bitácora de comentarios en yukei.net

El primero de los cambios para afrontar mi inminente desconexión: una bitácora de comentarios que voy dejando en otros weblogs

La idea no es nueva, y me atraía. De hecho, en las últimas semanas han podido ver que los artículos que he escrito tienen más que ver con cosas que traigo “de afuera” del blog, más que escribir exclusivamente para él, como solía hacer. Factores que me han llevado a esto, partiendo por la menor disponibilidad de tiempo, una necesidad de participar más activamente en la blogósfera… además, es necesario reconocer que esto no cobra vida replicando posts de otras personas en el espacio propio: si alguno de los “blogstars” lo ha dicho primero, ¿qué sentido tiene volver a escribir lo mismo? —por cierto, no pretendo molestar a nadie con la denominación “blogstar”, pero creo que es justo reconocer que la cantidad de tráfico que generan algunas bitácoras es absolutamente superior a la que generan otras… lo cual tampoco implica necesariamente mejor calidad (estos son otros temas, otro día habrá que discutirlos más)

Este no es un weblog de noticias: si tantas personas ya han publicado que salió la nueva versión de WordPress, no veo la necesidad de replicar esto en esta bitácora; por otra parte, creo que es mucho más valioso poder aportar con algo que no se haya dicho al respecto, o con un punto de vista distinto sobre determinada cuestión… y el espacio para hacer eso son los comentarios a un post, mucho más que la simple posibilidad de enviar un ping/trackback que generalmente se queda en el título y nadie visita.

Otras razones son que he hallado que algunos de mis comentarios son bastante extensos como para ser un post en sí mismos, pero no tan articulados para serlo, por lo que quedan en un espacio intermedio… había hecho una especie de precalentamiento con Español: el idioma del Spam y WordPress, DreamHost y tiempo de CPU, ambos posts fueron en su origen comentarios que fueron ampliados para ser publicados en esta bitácora. Ahora el proceso será más directo: publicar solamente el comentario y el enlace al post donde fue hecho… idealmente, si a alguien le interesa el comentario o querría leer otro punto de vista, visita el artículo original. Me ahorro trabajo y tiempo, y ojalá pueda contribuir con nuevos visitantes a otros weblogs.

Mientras la idea de Diego González no gane más fuerza, será todo artesanal. Hasta entonces, ojalá varios se entusiasmen para poder automatizar un poco esto 😉

Post Data: si no se entendió mucho, es porque es tarde y tengo muuuucho sueño. Al que le quedan dudas, que pregunte

Fotolog

Vuelve el fotolog de yukei… por ahora en versión flash

Gracias a la gente de Air Tight Interactive y su genial SimpleViewer, me he animado nuevamente a mostrar algunas fotos en una especie de fotolog que muy probablemente no debería llevar tal nombre. En su mayoría, son fotos que tomé durante el año pasado con mi nada espectacular pero fiel cámara digital. Algún día me daré el tiempo de construir las plantillas necesarias para no tener que depender del Flash Player, pero hasta entonces, espero que puedan disfrutar de esta versión.

Nuevo diseño

Al menos una breve mención merece el finalmente haber completado el nuevo diseño de esta página. Algo sencillo, con pocas imágenes, fácil de explorar, rápido de descargar incluso con conexiones lentas… Ojalá lo haya logrado.

El re-retorno

Luego del incidente del hack, y de un breve pero significativo paso por blog*spot, yukei (re-)retorna ahora de la mano de la buena gente de Zonalibre.org

Luego del incidente del hack, y de un breve pero significativo paso por blog*spot, yukei (re-)retorna ahora de la mano de la buena gente de Zonalibre.org, quienes amablemente me han cedido el espacio para poder continuar posteando… gracias a ellos, y a los que por ahí se dan una vuelta por acá.

Como siempre, espero no dedicarme de inmediato a la creación de un layout propio, sino más bien comenzar por detalles prácticos como importar algunos posts de cuando tenía mi blog con Nucleus y el par que envié a Blog*Spot.

De vuelta a lo básico… ¿?

Como comentaba en el post anterior -aún molesto por el incidente del hosting-, esto me ha servido al menos para dos cosas: por un lado, darme cuenta de que, aunque hace tiempo no posteaba nada muy interesante- el weblog se ha convertido definitivamente en una parte de mi vida. Tanto la costumbre de leer weblogs (a través del maravilloso Bloglines como la de tratar de poner mi cabeza en palabras se van arraigando fuertemente. Será quizás porque hace tiempo que navegar por internet era cada vez más fome y los weblogs son una fuente inacabable de noticias, rarezas, humor y demás es que junto a la infaltable revisión de e-mail en cualquier lugar donde pueda conectarme ahora también siempre tengo una ventana reservada para ponerme al día con algunos blogs.

Por otra parte, la costumbre de escribir no es necesariamente tan ligada a un blog. Más que nada, existe por un lado toda la preparación que implica el ponerse a escribir, y que en mi caso, me toma bastante trabajo: tomar un remolino de ideas y pensamientos medio acabar, ordenarlos, darles coherencia y estructurarlos de una manera en que ojalá sea bastante entendible. En otras palabras, redactar, pero no como un resultado literal, sino como proceso. Por el otro lado, y como apuntó magistralmente Mariano en su crítica a un artículo de Alzado.org, está la cuestión más innegable de todas: el ego. Claro, la posibilidad de mostrar lo que pensamos y lo que sentimos a través de un medio que nos otorga inmensas libertades (temáticas, económicas, políticas, “editoriales”) y en el que de alguna manera, algunos más, algunos menos, vamos mostrando lo que tenemos, nos vamos “desnudando” frente a nuestros lectores -que bien pueden ser ninguno, un par, o miles, pero ¿realmente importa cuántos son?- y que probablemente tenga mucho que ver con nuestro Narciso escondido, con ese egocentrismo que lleva a exponernos sin miedo; aunque quien postee se sienta como un ser miserable, probablemente va a sentirse como el más miserable de todos, o cuando menos, tan miserable como solamente él mismo puede estar. Y es en ese espacio en el que creo que caben los weblogs: en el espacio personal, subjetivo, desde el cual podemos alabar, informar, criticar, expresar o simplemente patalear, pero con la conciencia de que somos nosotros, quienes escribimos, fuente, editores y censores; en último término, responsables de nuestros dichos.

Hacked!

cyberlords – irc.brasnet.org / #cyberlords
Greetz: YC The_danz r3d_nos3 terror_br / Special: Cr4shyng SyS0

Con este mensaje me “saludaron” los entretenidos personajes que por pura
diversión se dieron el tiempo y el trabajo de entrar al servidor donde
alojaba mi weblog y mi página de Pink Floyd para dejarlo completamente
inutilizado. Gente ociosa… Por ahora, a seguir posteando con Blogger.
Me viene bien el cambio: la tremenda maraña de opciones de los sistemas
de publicación más avanzados ya comenzaba a marearme. Como dice un
amigo… ¡No nos pararán!

Buscando un espacio para yukei y la muerte del free hosting

Recuerdo que hace un par de años, en medio del auge de las punto com y la llamada nueva economía no era difícil encontrar buenos espacios donde alojar gratuitamente sitios web. Algunos ni siquiera exigían exhibir su publicidad en tu sitio, y aprobaban tu espacio sin necesidad de examinarlo para ver su calidad.

Hoy en día, sin embargo, las cosas son muy distintas: encontrar un buen hosting es cada vez más difícil; en realidad, se ha transformado en una tarea casi imposible. A las comprensibles limitaciones de espacio en prácticamente todos los servidores, hay que sumar aquellos que entre tanta publicidad que ponen apenas te dejan un pequeño lugar donde se ve tu sitio (como en Lycos-Tripod), algunos donde limitan el ancho de banda mensual a cantidades ridículas, miles que solamente dicen ser gratis, pero en realidad tienes que registrar un dominio con ellos, y algunos otros en los que simplemente no cuentas con ninguna facilidad como PHP o bases de datos, herramientas que cada día se hacen más imprescindibles y más accesibles, gracias a la continua aparición de nuevos programas orientados a la facilidad de uso o a usuarios con conocimientos intermedios (por ejemplo, los populares content-managers PHP-Nuke, PostNuke, o weblogs como el mismo Nucleus o Movable Type).

Les recomiendo el siguiente artículo sobre los cambios producidos en internet desde el punto de vista de un fan del anime :-/ ok, lo interesante es que se puede extrapolar a varios ámbitos, como en lo personal, con los sitios sobre música: el estallido de las punto com, la muerte del alojamiento gratuito y el surgimiento del p2p son temas que se tratan aquí.

Si quieres saber cómo resultó mi busqueda de alojamiento gratis, sigue leyendo.

No queda mucho más que agregar. Traté subiendo el sitio a miarroba.com y lycos.es, pero no obtuve en ningún caso resultados muy satisfactorios.

Sobre el caso de Lycos, no hay mucho que decir: las páginas aparecen plagadas de publicidad.

Ahora, sobre miarroba… bueno, podría ser más benevolente. Después de todo, no muestran más publicidad que un botón con su logo al final de la página… pero de todas maneras no es lo ideal. Después de haberme calentado la cabeza por un buen rato para que esta página validara como HTML 4.01 Transitional, descubro que con el código que insertan al final ya no es válida. Aparte, como utilizo “div” en vez de tablas, el logo no aparece al final, sino sobre el texto principal. En cuanto a velocidad, no les tengo mucha fe: desde mi casa es rápido, pero cuando la he tratado ver desde otra parte, no lo son tanto. Un punto a favor es que se nota que se preocupan por actualizarse y mejorar, pero aun así no se han convertido todavía en el hosting ideal.

Estando así las cosas, parece que la mejor solución es o bien esperar o juntar un montón de billetes.