Quiebre en la Alianza

RN y la UDI siguen peleando como gatos y perros, mientras su presidenciable no logra imponer orden

Al parecer, las palabras que Oscar Godoy pronunciaba hace menos de una semana sobre la tensa relación entre la UDI y RN han resultado, en cierto sentido, premonitorias. Las acusaciones y la desconfianza entre ambas colectividades han llegado a un punto tal que el quiebre en la Alianza por Chile parece inminente, sobre todo ahora que éstas implican por primera vez en forma directa al presidenciable Joaquín Lavín, por su supuesta traición al ex-presidente de RN (y colaborador de Lavín por ya más de un año) Andrés Allamand.

No me interesa discutir los detalles del conflicto, sino más bien llamar la atención sobre el comportamiento de la coalición que pretende gobernar Chile en el próximo periodo presidencial y de un candidato que al parecer no tiene el peso ni el liderazgo suficiente como para imponer orden entre los suyos. Puede que tenga el favor de la gente (¿?), pero sin partidos políticos que lo respalden, poco podría hacer Lavín como Presidente. Y para qué hablar de tomar un camino como independiente o pretender basar todo un gobierno en la más pura tecnocracia. Muchas cosas se le pueden criticar a Ricardo Lagos, pero quizás más de alguno podría estar de acuerdo en que su fuerte liderazgo se proyecta como una sombra que amenaza con oscurecer cada vez más a quien fuera su competidor más cercano.

2 thoughts on “Quiebre en la Alianza

  1. Felipe, no olvides que la memoria es frágil, y la concertación también tuvo momentos super complicados, apunto de dividir esa alianza. Y en aquel momento, también en la entrevista del domingo en TVN se le pregunto a muchos proceres concertacionistas sobre traiciones y rompimiento de la su alianza ¿te acuerdas?
    Y últimamente, lee el artículo de Patricio Navia (que más concertacionista que él) en la tercera (tienes que registrarte):
    http://www.latercera.cl/articulo/0,5819,3255_6660
    Saludos.

  2. Sin duda la Concertación no es lo que me representa en un 100%, pero en términos políticos es el mal menor de nuestro país. No quiero ni imaginar qué posición habría tomado Lavín en un tema como la Guerra de Irak, o el reciente conflicto con Bolivia (¿Habría sacado la voz cómo lo hizo Lagos? lo dudo), además que teniendo atrás a tipos como Longueira, Novoa, Labbé, etcétera… ufff.
    No te preocupes en todo caso, te aseguro que somos muchos los que no dejaremos que un partido (turbio) como la UDI ponga a una marioneta como presidente.
    Salu2

Comments are closed.

%d bloggers like this: