De políticas de privacidad y burbujas de búsqueda

A una semana desde que Google comenzara a aplicar su nueva política de privacidad, y aunque a primera vista pareciera que estos cambios no alteran fundamentalmente nuestro trato con el buscador, probablemente recién estamos en la víspera de las transformaciones más profundas.

Al respecto, la semana pasada comentaban en TheNextWeb sobre las implicancias que estos cambios tendrían en nuestros procesos de búsqueda: An information paradox: How Google’s new privacy policy may harm our discovery process.

There’s really nothing we can do. Google is going to change its privacy policy and we’re going to keep using its products. Simply because it’s incredible and addicting to have so much information pouring out of a screen. Google has us by the proverbial (digital) balls. But in a very short while it’s going to be essential we become more responsible searchers, more savvy web surfers. Interneters that actively search for things they disagree with and Googlers that get to the fifth page of their search results. Because soon the world’s information will be filtered through the habits and dependencies of the most biased, unforgiving and scary editor of all: ourselves.

Y en el mismo tema, vale la pena recordar la presentación que Eli Pariser dio en TED en marzo pasado: cuidado con la “burbuja de filtros” en la red

Rage Against the Machine, las Redes Sociales y la derrota a los “éxitos comerciales” | ALT1040

La propuesta fue hacer la canción Killing In The Name (¡una canción de 1992!) de Rage Against The Machine la más escuchada en el país, que fue iniciada por medio de un grupo en Facebook. El movimiento logró su cometido, ya es la número uno, por encima de Joe McElderry (ganador de X Factor 2009) y su canción The Climb

vía Rage Against the Machine, las Redes Sociales y la derrota a los “éxitos comerciales” | ALT1040.

Gratis no es una estrategia de negocios

A principios de este mes, Chris Anderson (editor de Wired y autor de [The Long Tail->@en.wiki], publicó su nuevo libro llamado Free: The Future of a Radical Price, que ha provocado ya varias reacciones notables.

En primer lugar, Malcom Gladwell publicó una crítica en el New Yorker donde expone su desacuerdo con el argumento de Anderson. Acto seguido, Seth Godin escribe en su blog Malcolm is wrong, donde presenta porqué cree que la crítica de Gladwell está equivocada.

Mientras tanto, en Wired publican Trent Reznor Backs Chris Anderson’s Theory of ‘Free’ y en TechCrunch Aaron Levie, de Box.net escribe Is Free The Future Of Enterprise Software? Yes And No., donde podemos encontrar una de las mejores reflexiones sobre el tema: Free is not a business model, it’s a marketing and distribution tactic. Don’t forget this, and don’t get distracted into thinking otherwise.

En medio de esto, vale la pena recordar un post de Kevin Kelly sobre ocho cualidades para agregar valor a una idea: Better Than Free