Hoja de estilo “inicial”

Punto inicial para tu hoja de estilos, te ahorrará dolores de cabeza tratando de que tu diseño se vea igual en distintos navegadores

3d-box-model.png Para nadie que trabaje con CSS es un misterio que a veces hacer funcionar bien las cosas puede ser un proceso al menos tedioso, ya que los navegadores implementan de distintas formas las especificaciones… en especial, MSIE, obvio.

Una buena idea de Faruk Ateş fue crear una hoja de estilos que en la práctica “normaliza” o “neutraliza” las diferencias que se dan entre navegadores.

¿Qué arregla la hoja de estilo “inicial”?

  • Márgenes y relleno (padding) cero en los elementos html, body, form, fieldset, junto con especificar una familia y tamaño de fuente más interlineado para todos estos elementos
  • Neutraliza los márgenes verticales y el relleno en los elementos h1, h2, h3, h4, h5, h6, p, pre, blockquote, ul, ol, dl, address
  • Aplica margen a la izquierda en los elementos que lo necesitan: li, dd, blockquote. Junto a la regla anterior, esta es especialmente útil ya que en algunos navegadores el elemento li aparece desplazado a la derecha aplicando margen y en otros con relleno
  • Otras reglas “convenientes”: especifica el cursor tipo pointer en las etiquetas de los formularios (<label>); elimina el borde en los <fieldset> y restablece el tamaño de las fuentes en los input, select, textarea (para reparar los problemas de herencia del tamaño de las fuentes en estos elementos)

Enlace: Starting with CSS: revisited

John Mayer: Continuum

En Continuum, John Mayer logra un sonido único, distinto y maduro, en el que la mezcla entre el pop y la influencia del blues es ejecutada con maestría y estilo

Continuum Hace algún tiempo, escuché por ahí una canción muy simple, sólo voz y guitarra acústica, que en ese entonces atribuí a Dave Matthews, no solamente por el estilo sino también por el parecido de esa voz que cantaba your body is a wonderland… pero no, resultó que no era Dave Matthews —y en realidad esa confusión no era tan rara— sino otro tipo llamado John Mayer.

Entonces no le di mucha atención, ya que para lo que estaba haciendo era mejor seguir escuchando a Matthews; sin embargo, al año siguiente Mayer lanzó su segundo disco, Heavier Things, y aunque el sonido del disco distaba bastante de lo que prometía su título —ya que de “pesado” no tenía nada— ya comenzaba a mostrar una dirección propia mucho más interesante, una identidad más definida y característica.

A fines del año pasado, Mayer se unió a Steve Jordan en la batería y Pino Palladino en el bajo para formar John Mayer Trio, estableciendo un cambio notable en su orientación musical hacia un sonido mucho más cercano al blues. Con esta formación se editó Try!, un disco en vivo que reflejaba este cambio de dirección.

Continue reading “John Mayer: Continuum”

Oinam’s Kiss – Theme [en español] para WordPress

Un tema para WordPress traducido al español: dos columnas, look minimalista y soporte para widgets

Oinam's Kiss

Theme
Oinam’s Kiss
Autor original
Oinam
Soporte para widgets y localización
Felipe Lavín Zumaeta
Licencia
GNU GPL – General Public License

Otro tema al que he agregado el soporte para localización (más su correspondiente traducción al español) y para widgets.

Está estructurado en dos columnas y tiene un diseño muy simple y claro, siguiendo las directrices del Principio KISS: Keep It Simple, Stupid (manténlo simple, estúpido).

La instalación es tan sencilla como con cualquier theme para WordPress, tan solo debes bajar el archivo, descomprimir y subir la carpeta al directorio wp-content/themes.

Descargar Oinam’s Kiss (desde Sourceforge.net)

ReviewMe: esta es una entrada patrocinada

ReviewMe es un mercado de publicistas que quieren promocionar productos o servicios y bloggers que están dispuestos a escribir reseñas

Advertencia: este es un artículo patrocinado por ReviewMe

Hace algunas horas, recibí un mail que me anunciaba que este blog había sido pre-aprobado para participar de ReviewMe, un servicio de la misma gente de Text-Link-Ads que básicamente consiste en un mercado en el que publicistas contactan a bloggers para escribir reseñas de servicios y productos, a cambio de una suma de dinero que oscila entre los US$20 a US$200. En otras palabras, “marketing viral” pagado.

¿Cuál es la lógica detrás de ReviewMe?

Estas son las razones que según lo que ponen en su sitio web hacen de ésta una buena idea:

  1. Las grandes compañías se benefician de las reseñas que sitios web y blogs hacen de sus productos y servicios, mientras que a los “nuevos actores del mercado” se les hace difícil dar cuenta de sus productos; contratando este servicio podrán beneficiarse del tráfico, “buzz” y feedback que les significarían las reseñas en blogs

    Me pregunto hasta qué punto será cierto, ya que de todas formas conseguir este tipo de publicidad significa dinero, por lo que el alcance que puede tener una compañía que está comenzando estará determinada por la inversión en este tipo de publicidad, la que de todos modos puede ser bastante más económica y efectiva (eso habría que verlo) que otros medios más tradicionales. Al respecto, me viene a la mente el caso de los servicios que saca Google, y que dados a conocer fundamentalmente a través de blogs y sitios web que hacen reseñas, y que probablemente no necesitarán invertir en este tipo de publicidad porque la van a recibir gratuitamente de todos modos. Al otro extremo, servicios que comienzan y que antes podían recibir publicidad a través de reseñas gratuitas ahora quizás tengan que pagarlas, dificultando su expansión o al menos haciéndola más costosa.

  2. Crear y probar productos es caro y lento; ofreciendo prototipos de los productos pueden nutrirse de retroalimentación de manera fácil, barata y rápida

    O sea, ¿vamos a probar cosas a medio hacer y les gustaría que completáramos el mono? Por una parte, da la oportunidad de moldear un producto/servicio, lo que no deja de ser interesante; por otra, presentar algo sin terminar y ponerle beta nunca ha sido una idea que me agrade mucho

  3. La gente ignora la publicidad y las reseñas no estarían formateadas como publicidad

    Sí, pero hay que dejar en claro (de hecho, es requisito) que los posts son patrocinados, o sea que igual son publicidad.

  4. Los sistemas de publicidad muestran avisos muy genéricos, que disminuyen el retorno de inversión; quienes escriben las reseñas lo harían porque encuentran los productos interesantes

    Aparte del factor dinero, claro

  5. Solicitar reseñas a bloggers puede ser un proceso complicado; ReviewMe facilita el contacto entre publicistas y bloggers

    De acuerdo, el mercado ya estaba ahí, esto solo es una formalización. Por otra parte, creo que también ayuda a transparentarlo, ya que requieren informar que el post es patrocinado

Que sí, que no

Lo pensé dos veces antes de lanzarme a escribir esto, y de hecho al principio lo había descartado, pero luego de ver el post de Armando Sosa en dospuntocero, Diego en Serial Blogger y José María en SimDalom, me terminé de convencer… al menos un poco más.

Como dice José Mª, el enfoque es bastante más acertado que otros intentos, sobre todo por la obligación de declarar que es un post pagado, la posibilidad de hacer o no el post y la libertad de criticar el producto/servicio. Por otra parte, como dice Diego, Esto no es vender el alma, solo es prestarla un ratito.

Por ahora, esto ya está escrito y publicado. A futuro, habrá que ver si me vuelvo a motivar para otra reseña pagada, partiendo de la base que podría recibir más ofertas, después de todo ¿habrán muchas empresas dispuestas a pagar a bloggers hispanoparlantes?

Me gustaría ver qué opinan sobre el tema, ¡comenten!

The Killers: Sam’s Town (2006)

Un buen disco, que sin sus delirios de grandeza podría haber sido bastante mejor

Sam's Town Hace poco más de un año [escribía sobre el primer disco de The Killers->The Killers: Hot Fuss (2004)], y ya entonces tenía mis sospechas sobre el futuro de esta banda. Y no me malentiendan, no es que las cosas no estén marchando para The Killers: los dos primeros singles del disco (When You Were Young y Bones) han logrado buenas posiciones en las carteleras, incluso mejores que sus anteriores sencillos. Pero hay algo que no anda bien, y es que la credibilidad de estos chicos no anda muy bien: basta con leer la totalmente demoledora crítica que allmusic dedica a este nuevo trabajo.

Claro, por una parte están los críticos, y por la otra los fans, y rara vez ambos gustos coinciden; pero en este caso creo que Stephen Thomas Erlewine (el autor de la crítica) tiene algunos argumentos bastante interesantes y que no se limitan a la apreciación de un crítico sino a la impresión este disco puede dejar a cualquiera.

En resumen, hay que decir lo siguiente: se están tomando demasiado en serio, y al hacerlo, no se ven serios para nada. Thomas llega a decir que solamente prueban cuán monumentalmente tontos y superficiales son, a lo que agrega: lo que, sin embargo, no es necesariamente lo mismo que malos.

Y con esas frases se puede sintetizar gran parte de lo que es este disco, el que para Brandon Flowers iba a ser el mejor disco en los últimos veinte años (vía Wikipedia en inglés).

Un trabajo adecuado, que tiene sus momentos pero que dista de alcanzar la genialidad de cualquier personaje o grupo influyente del rock. Al igual que el anterior, es un producto que se podría catalogar de desechable sin mucho cargo de conciencia, pero que es tan logrado como para no ser un placer culpable.

Sam’s Town, sin la pseudo-teatralidad y los anhelos de grandeza que lo inundan, quizás hubiese podido entrar en las listas de los “mejores discos de los veinte años”… como en el número ciento y tanto, eso sí. Con esos elementos… no lo creo.