La intelectualidad y la izquierda

(…) la peque√Īa burgues√≠a intelectual cre√≠a en la izquierda; la izquierda era su partido desde hac√≠a decenios, precisamente porque no era solamente el suyo. En una noche de derrota y retirada, se encontr√≥ sin partio. Peor a√ļn, pronto tuvo que preguntarse si acaso alguna vez lo hab√≠a tenido. Aparentemente, la izquierda no ten√≠a nada que hacer con ella. Los gobiernos de izquierda no hab√≠an parado de maltratarla. Le hab√≠an mostrado su desprecio, trat√°ndola como esti√©rcol para tan s√≥lo fertilizar las tierras gr√°vidas de cosechas futuras (los barrios perif√©ricos, las campi√Īas, los start up, los cantantes de variedades, etc.). Le hab√≠an hecho la vida imposible al permitir derramarse r√≠o abajo todo aquello que le importaba —la educaci√≥n, el hospital p√ļblico, la lectura—. Y mira por donde, a la hora de la derrota, se la acus√≥: todo era culpa de los intelectuales que creen saberlo todo mejor que nadie.

Jean-Claude Milner, La política de las cosas

Comments are closed.