Express Scribe

Express Scribe es un pequeño programa gratuito para Windows, Mac o Linux (vía Wine o GTK), que resulta bastante útil como ayuda al momento de transcribir textos.

express-scribe Funciona estableciendo una serie de atajos de teclado que funcionan mientras el programa está abierto, y que permiten reproducir, adelantar, retroceder, etc. sin tener que cambiar de ventana. Además permite controlar la velocidad de reproducción, ajustar el volumen de la grabación, aplicar reducción de ruido básica, etc.

Uno de esos pequeños programas que hace una cosa, pero bien.

Se puede descargar gratis desde su página: Express Scribe Transcription Playback Software.

Cinco cosas que puedes hacer “out-of-the-box” en Linux… y en Windows no

Cinco (más una) cosas que puedes hacer con Linux tan pronto has instalado tu sistema y que para hacerlas en Windows necesitas de software de terceros.

Tras cambiarme definitivamente a Ubuntu/Linux hace más de un año, son varias las limitaciones que me he encontrado en Windows al tratar de realizar tareas que en Linux son triviales y parte fundamental del sistema, pero que en Windows están limitadas (por quizás que absurda razón) con lo que para lograr lo mismo generalmente necesitas de software de terceros… Gracias a estos pequeños programas uno aprende a perder el miedo y querer la [terminal->Línea de comandos@wiki]

Programar el apagado del computador

En Linux, existe un sencillo programa para programar el apagado del computador que se puede invocar desde la terminal: shutdown. Para utilizarlo, debes teclear en una terminal sudo shutdown -P +60 si quieres que se apague en una hora a partir del momento en que ingresas el comando. El tiempo en que se apagará lo indica la parte +60; debes ingresarlo en minutos y recordar ejecutarlo como administrador con sudo.

Cortar o unir archivos

En Linux tenemos un par de comandos que nos permiten lograr estas tareas: cat y split.

Supongamos que tienes un archivo llamado ejemplo.mp3, que quieres dividir en trozos de 10MB, llamados ejemplo.mp3.001, ejemplo.mp3.002, ejemplo.mp3.003...

Desde la terminal, ingresa al directorio donde está tu archivo e ingresa el siguiente comando: split -b 10MB -d -a 3 ejemplo.mp3 ejemplo.mp3. (ojo con el punto al final); donde:

  • split es el comando,
  • -b 10MB indica el tamaño de los trozos,
  • -d -a 3 indica que los archivos resultantes llevarán el sufijo 001, 002, 003…
  • ejemplo.mp3 es el archivo que quieres dividir
  • ejemplo.mp3. es el nombre que llevarán los archivos resultantes antes del 001, 002, 003…

Para unir los archivos, utilizaremos: cat ejemplo.mp3.* >> ejemplo.mp3; suponiendo que los archivos a unir se llaman ejemplo.mp3.001, ejemplo.mp3.002, etc. El asterisco es un comodín, lo que significa que el programa unirá todos los archivos cuyo nombre empiece por “ejemplo.mp3.” (nuevamente, ojo con el punto). La parte >> ejemplo.mp3 en este ejemplo, significa que el archivo resultante de la unión de ejemplo.mp3.001, ejemplo.mp3.002, etc; se llamará “ejemplo.mp3”

Continue reading “Cinco cosas que puedes hacer “out-of-the-box” en Linux… y en Windows no”

Cómo crear documentos PDF

Varias opciones para crear documentos en PDF: desde los productos de Adobe a alternativas de software libre y hasta servicios web.

PDF ha pasado de ser un formato popular a un estándar de facto y finalmente un estándar abierto a través de una especificación ISO. Es ideal para documentos impresos y hay lectores para múltiples plataformas (Windows, Mac, Linux)… sus ventajas son muchas, por lo que es una buena elección a la hora de compartir documentos a través de internet o almacenar información de archivo.

A continuación, revisaré algunas de las formas que conozco para crear archivos PDF… no es una lista exhaustiva ni pretendo crear un tutorial para cada una de las alternativas, pero espero que esta información sea suficiente para utilizar este formato.

Continue reading “Cómo crear documentos PDF”

¿Dónde fue a parar tu espacio en el disco?

Todos hemos pasado por lo mismo: examinando tu disco duro, te has llevado la sorpresa de que al lado de que la cantidad de “Espacio Libre” es sorprendentemente más baja de lo que pensabas… ¿y ahora dónde vas a seguir metiendo cosas?

Una mejor alternativa que comenzar a comprimir cosas por acá y por allá, y tras haber echo el obvio paso de desinstalar el software que no utilizas (o reemplazar grandes armatostes como Adobe Reader por alternativas más ligeras como Foxit Reader), es simplemente encontrar qué cosas están ocupando más espacio y luego decidir si mantenerlo o borrarlo.

Por supuesto, ver cuánto ocupa cada carpeta es una tarea bastante poco agradable, por ello es que afortunadamente existen varias aplicaciones que analizan la utilización del disco y la representan gráficamente. Algunas de ellas:

WinLAME: mp3 de calidad de la manera más fácil

Un codificador para diferentes formatos de audio, incluyendo MP3, Ogg Vorbis y más, que te permite preparar el proceso de codificación con una interfaz de usuario tipo asistente [wizard] fácil de usar.

Si buscas una forma fácil y rápida de respaldar un CD o bien transformar algún archivo de audio a MP3 (por ejemplo, desde tu colección de alta calidad a una calidad más adecuada para un reproductor portátil), winLAME es el programa perfecto para tí, ya que se trata de

Un codificador para diferentes formatos de audio, incluyendo MP3, Ogg Vorbis y más, que te permite preparar el proceso de codificación con una interfaz de usuario tipo asistente [wizard] fácil de usar.

Ícono de winLAME Lo mejor de todo, es que (como su nombre lo indica), el códec para codificar MP3 que utiliza es nada más y nada menos que LAME (un códec del cual ya antes había hablado), lo que nos asegura archivos MP3 de la mejor calidad.

winLAME trae incorporado perfiles con las opciones más comunes al momento de rippear un CD o recodificar archivos (transcode), aunque también permite un manejo más avanzado de estas opciones —incluso es posible crear tus propios perfiles (consulta el archivo de ayuda del software). De cualquier manera, sólo necesitarás menos de un minuto para ya tenerlo haciendo lo que necesites.

Ordenar elementos alfabéticamente en Word

Este es un truco ideal para cuando estamos creando la lista de referencias bibliográficas para un trabajo y queremos ordenarlas alfabéticamente… en tres clicks.

Una de la principales motivaciones de montar este weblog es compartir mi limitado conocimiento, publicar aquel dato útil o práctico que puede hacernos la vida un poquito más fácil. Pues bien, aquí va uno de ellos.

juque § weblog: Transponer elementos en Excel

Compartiendo la motivación de Juque, y copiándole sin ningún asco la idea (porque es re’buena), aquí va un tip:

Si alguna vez les ha tocado hacer un trabajo en el que deben citar a los autores de quienes han ocupado ideas o les han servido como soporte teórico —y supongo que a todos les ha tocado— este es un pequeño “truco” que resulta ideal para ordenar esta lista alfabéticamente. Por supuesto, también sirve para otras ocasiones, pero esto es para lo que más lo he ocupado.

Continue reading “Ordenar elementos alfabéticamente en Word”

Orden de prioridades

Mientras científicos norcoreanos anuncian que han logrado la clonación humana, todo Chile se preocupa sobre el frustrado matrimonio de Zamorano y la blogósfera alucina con la filtración de código de Windows.

No puedo dejar de extrañarme al observar los titulares de los principales diarios de Chile y las actualizaciones de los weblogs en mi blogroll. Mientras en Chile todos comentan y especulan acerca del frustrado matrimonio de Iván Zamorano, la noticia del día en la blogósfera es la filtración del código fuente de Windows 2000 y NT. Está claro que cada uno tiene el derecho a (des)informarse como se le de la gana, y que en cosas de gustos y preferencias personales no hay mucho que se pueda alegar… pero me sorprende que se le de tan poca importancia a una noticia que -al menos para mí- es tan trascendente. Me refiero al anuncio hecho por científicos surcoreanos sobre la clonación humana. Quizás luego de los bullados anuncios de Clonaid y la secta raeliana todo el asunto ya fue suficientemente discutido o tal vez fue desacreditado. Sea como sea, es de esperar que el debate acerca de un tema tan complejo vuelva a estar sobre la mesa.