Android vs. Apple iOS

La competencia entre Android y el iOS de Apple (que incluiría tanto a iPhone como iPad e iPad Touch) se calienta cada día, con fanáticos de uno y otro lado tratando de acallar a sus adversarios.

Hoy Wired publicó un artículo llamado Letter From Silicon Valley: Doing the Math on Android vs. Apple, en el que argumentan justamente que la comparación entre ambos bandos debiese contemplar toda la gama de productos de Apple con iOS y no solo iPhone, ya que la competencia se trata en realidad de plataformas de software y no solamente de teléfonos — hace algún tiempo que ya se están vendiendo más teléfonos con Android que iPhones (con la salida de iPhone 4 probablemente se revierta temporalmente esta tendencia, aunque habría que ver si eso se podría explicar más por usuarios actuales de iPhone que adquieren la nueva versión del teléfono, o bien usuarios nuevos), lo que se ha convertido en grito de guerra de los fandroids — pero olvida considerar que Android también será (¿es?) usado en tablets, Google TV y otros dispositivos que se integran completamente con el ecosistema Android, además de otros que aunque no entreguen toda la experiencia Android se basan en él como sistema de base, como mi recién llegado nook.

Las discusiones en torno a estos dos sistemas son tan extensas como interesantes, ya que pueden enfocarse desde múltiples puntos de vista: experiencia de usuario, diseño, performance, modelo de desarrollo (código abierto / plataforma cerrada), modelo de consumo, innovación, hardware, relación con desarrolladores de aplicaciones… llegando hasta temas como censura, libertad de expresión, control de uso o libertades individuales — temas que se van mezclando en las posturas a favor de uno u otro bando:

Android = open, free to develop, better OS, better hardware, cheaper, no ATT account required, not run by a egomaniac that wears black sweaters in the summer.

iOS = a rip of of the name of Cisco’s router OS (IOS), limited dev platform, costs more, requires apple product and cannot be used ANYWHERE else, workers that make them commit suicide, non-opensource, slower hardware, generally sucks.

Looks like Android wins! [comentario de bacon_is_not_geek_related]

Continue reading “Android vs. Apple iOS”

Desencanto con la política

Novoa afirma que baja participación es por desencanto y falta de inscripción automática — aparentemente, un repentino ataque de obviedad atacó a este senador de derecha… sólo habría que hacer una precisión: ¿de qué desencanto me habla? Es un poco extraño que diga que los jóvenes están “desencantados con la política” en medio de movilizaciones de estudiantes, paros y tomas de universidades… creo que el desencanto no es con “la política”, ya que ésta involucra mucho más que lo que hacen diputados, senadores y funcionarios de gobierno… votar no es (el único modo, y quizás tampoco la-mejor-forma-de) hacer política.

Impuesto al optimismo

Generalmente, pienso en los viajes en taxi como una golosina.

Pero no siempre.

Alrededor de las 1:00 AM en Halloween, llamé un taxi junto a una amiga. “Conduzca hasta el frontis de este edificio. ¿Puede dejar el taxímetro corriendo mientras voy adentro para decirle a nuestros amigos que nos fuimos? Gracias… muchas gracias.”

Unos minutos después, el taxista le dijo a mi amiga que corriera adentro para buscarme porque estaba apurado y tenía a alguien esperando.

Cuando se bajó del taxi para buscarme, el taxista partió.

Con mi mochila en el asiento. Una mochila con…

  • mi dinero
  • licencia de conducir
  • tarjeta del cajero electrónico
  • llaves de mi casa
  • provisiones de Halloween
  • y una cámara digital.

Auch. Alrededor de $500 en cosas y líos.

¿Qué es lo que hago entonces? Ni siquiera sé qué compañía de taxis era.

Mi amiga se sintió muy mal. Dijo, “supongo que necesito aprender a confiar menos en las personas.”

Ouch. Eso suena terrible.

Perder la confianza es mucho peor que perder algunas cosas.

Así que es de este modo que estoy viendo todo esto:

Gastar $500 de vez en cuando es un pequeño precio a pagar para ser capaz de continuar confiando en las personas.

Puedo tener otra licencia de conductor. Tengo otra cámara. Tengo más dinero. Puedo comprar más lápiz labial rosado barato.

Consideraré a esta pérdida como parte de mi impuesto al optimismo. Esporádicamente pago esta tarifa (cuando las personas se aprovechan de mi confianza en la bondad) a cambio de libertad optimista.

Estaría menos a riesgo si es que me concentrara más en lo negativo. “¿Y si pasa _______?” Pero no vale la pena. El costo a mi calidad de vida (al preocuparme más) es mucho más caro que el costo de perder algunas cosas.

Aún así, cuando ya todo está dicho y hecho, creo que prefiero dulce a travesura.

http://www.cockybastard.com/wrds/99/1031.htm, vía ma.tt

Siga participando

3mmmm… no l3 3ntndi mui bn la dizk3 dfinicion 😛 grax d t0o2 mo2

… ¿para esto abrí los comentarios?

Cuando estaba agregando el formulario de comentarios a este sitio, me detuve un buen momento en pensar si debía agregar también algunos lineamientos básicos, a modo de una “política de comentarios”… finalmente no lo hice, pero al ver este tipo comentarios, imposible no dudar… ¿o no?

“Las cosas por su orden”

La Nación, 16 de Abril del 2008

Portada del diario La Nación (Chile), 16 de Abril del 2008:

Las cosas por su orden

Hoy el Senado resolverá como jurado la acusación constitucional contra la ministra Yasna Provoste. Debe, entonces, actuar como tribunal. Cada uno de sus miembros lo debe hacer con independencia e imparcialidad y conforme a los principios del derecho, de la justicia y de la equidad. Prejuzgar o resolver como bloques políticos es ilegítimo porque violenta la Constitución y los tratados internacionales vigentes.

Chilenas y chilenos esperan que el Senado se comporte como tal, sabiendo medir las consecuencias de su conducta.

Quizás sólo sea mi impresión, pero creo que en Chile se suele rehuir y acallar el debate de manera sistemática… encontrarse con personas (o grupos) que expresan su posición de manera tan clara es una sorpresa más que agradable, sobre todo cuando se trata de un medio de comunicación.

CD Cover Meme

CD Cover Meme

  1. http://en.wikipedia.org/wiki/Special:Random
    El título del primer artículo será el nombre de la banda
  2. http://www.quotationspage.com/random.php3
    Las últimas cuatro palabras de la última cita serán el nombre del disco
  3. http://www.flickr.com/explore/interesting/7days/
    La tercera foto, sin importar qué es, será la portada del disco
  4. Combinar las cuatro en tu software de edición de imágenes
  5. Compartir

La idea es de Sleevage, la foto es de Ulric Collette

Bienvenidos al medioevo

Desde hace años el tema de la píldora del día después (también conocida como anticonceptivo de emergencia) ha sido cuestión de debate en Chile… por decir lo menos.

Cuando se planteó su distribución a través del sistema público de salud, y como era lógico de esperar en un país donde la iglesia católica aun mantiene una fuerte influencia sobre políticas públicas y conciencias políticas, hubo sectores que se opusieron a ella apropiándose y enarbolando el slogan “pro-Vida” —una operación discursiva a todas luces maquiavélica: ¿es que acaso los defensores de la píldora deberían ser llamados “pro-muerte”? Nadie debería ser tan pelotudo como para darse cuenta que acá la cuestión no se trata de defender la vida o la muerte, especialmente cuando el debate se ve limitado por la irracionalidad de la fe; este no es una discusión espiritual sino de políticas públicas: la pastilla del día después está disponible “libremente” en las farmacias (incluso a pesar del boicot que sus dueños, autoimpuestos guardianes de la moral, quieran llevar a cabo) para quienes tengan el poder/adquisitivo de adquirirla, ¿por qué no habría de estarlo también para quienes recurran a un consultorio?

Pero hoy ha trascendido una noticia que era un rumor desde hace varias semanas y al parecer el Tribunal Constitucional Chileno ha decidido que la píldora del día después y el dispositivo intra uterino (DIU/T de cobre) son contrarios a nuestro ordenamiento constitucional al atentar contra el derecho a la vida. Eso significa que vender píldora del día después y dispositivos de control de la natalidad como el DIU serían equivalentes a vender ántrax o traficar fetos. Más grave que vender marihuana o cocaína.

Claudio RuizTalibanes prohiben la anticoncepción en Chile

Finalmente, los “pro-Vida” han ganado: transformaron una discusión política en una cuestión religiosa, han logrado transformar un debate sobre la distribución de un fármaco en una lección de catequesis y ahora todo un país estará regido moralmente por la decisión de un grupo de fósiles trascendentalmente escrupulosos.

Lo han dicho mejor…